REMEDIOS NATURALES PARA AHUYENTAR A LAS HORMIGAS

A continuación varios remedios naturales para ahuyentar a las hormigas en tu hogar.



CANELA EN POLVO Y CLAVO.
Esparce canela y clavo por los sitios por los que pueden entrar las hormigas para que se alejen.

BICARBONATO DE SODIO Y AZÚCAR.
Es una mezcla muy nociva para ellas y no se acercarán.

LIMÓN.
Extraer el jugo de varios limones y rociar el suelo y las zonas por las que pueden entrar. También podemos colocar rodajas de limón cerca de las puertas y ventanas.

PLANTAS CON PROPIEDADES PARA EL HOGAR

Tener plantas en casa es bueno para la salud. Nos ayudan a descontaminar y limpiar el aire que respiramos.
Producen oxígeno durante el día. Se recomienda colocarlas en grupo para mantener mejor la humedad que necesitan.
Debemos evita colocarlas en las habitaciones ya que por la noche sueltan anhídrido carbónico que es perjudicial para la salud.



A continuación cito las más recomendables para purificar el aire.
– Palma de bambú.
– Ficus.
– Yerbera.
– Crisantemo.
– Lengua de suegra.
– Espatifilo o calilla.
– Dracaena.

DESINFECTANTE NATURAL PARA EL HOGAR

Preparamos un desinfectante natural para el hogar que podemos utilizar en baños, cocina u otras superficies.



Los ingredientes que utilizaremos poseen propiedades antibióticas, antifúngicas, antivíricas y antibacterianas.

Mezclamos bien en un bote pulverizador:
– 1 taza de agua.
– 10 gotas de aceite esencial de árbol de te.
– 20 gotas de aceite esencial de eucalipto.
– 20 gotas de aceite esencial de lavanda.

AROMAS PARA EL HOGAR

Os proponemos una forma de aromatizar tu casa de forma natural para sentirte mejor y no recurrir a comprar desodorantes de ambiente que a menudo son agresivos.

Los aromas son una forma sencilla de otorgar una sensación de bienestar y calma a los ambientes.
Es importante ventilar bien la casa todos los días y tener una buena limpieza.

Utilizaremos un quemador sencillo de aceites esenciales o un difusor eléctrico. La ventaja del eléctrico es que lo podemos programar a lo largo del día y nos proporcionará un aroma constante.




Hay muchas tiendas que venden aceites esenciales pero aprender a crearlos en casa nos sale económico y son de alta calidad. Podemos hacer varios y siempre tenerlo a mano.

PREPARACIÓN.

Utensilios necesarios para fabricar un alambique casero:
– Un recipiente hondo con tapa.
– Un colador.
– Un recipiente pequeño.

Ingredientes:
– Plantas medicinales a elección.
– Agua.

Pasos:
1. Colocar la planta elegida para elaborar el aceite esencial en el mayor de los recipientes con agua.
2. Acomoda por encima el colador y dentro de éste el recipiente más pequeño.
3. Coloca la tapa del primer recipiente en forma invertida.
4. Lleva a fuego lento y espera que hierva,
5. El agua al evaporarse impactará sobre la tapa invertida y caerá dentro del recipiente pequeño.
6. Para evitar que se escape el vapor y acelerar el proceso, coloca hielo sobre la tapa. cuando se derrita pon más hielo.
7. Finalmente apaga el fuego y retira la tapa.
8. Retira con cuidado el recipiente con el hidrolato obtenido.

Para obtener un aceite esencial puro de la planta que has destilado, debes separarlo del hidrolato. Se separa utilizando un decantador, que permite que el aceite flote y pueda ser extraído. Ten en cuenta que para obtener apenas un ml de aceite esencial, necesitas aproximadamente 100 gramos de especie vegetal.

Para conservarlos embotella en recipientes de vidrio oscuro que preservarán a lo aceites la luz, para que mantengan todas sus propiedades.

TIPOS.

– Limón: antiséptico atmosférico.
– CItronela de Java: repelente contra los mosquitos.
– Eucalipto Radiata: antiséptico de las vías respiratorias.
– Geranio: relajante.
– Lavanda: relajante.
– Pomelo: antiséptico atmosférico.
– Naranja dulce: relajante.
– Mandarina: relajante.
– Pino silvestre: antiséptico de las vías respiratorias.
– Romero: antiséptico de las vías respiratorias.
– Ylang-Ylang: relajante con olor suave.
Los siguientes aceites esenciales no pueden difundirse solos porque son irritantes:
Menta. tomillo, canela, ajedrea, clavo, orégano.

EL PODER DE LOS AROMAS

La aromaterapia es el tratamiento por medio de aromas.

 

Las propiedades curativas de los aceites esenciales son conocidas desde hace muchos años y poco a poco vamos sabiendo por qué producen determinadas acciones fisiológicas sobre el organismo.
Para tener buen resultados, los tratamiento con aceites esenciales deben durar entre una y tres semanas, aplicados de cualquiera de la siguientes formas:
– Difusión atmosférica.
– Fricción sobre la piel.
– Baños con esencias.
– Vía interna.

Los aceites esenciales se obtienen principalmente por medio de alambiques destiladores. De cien kilos de hojas de eucalipto, se obtienen solamente dos litros de aceite esencial.
 
La relación entre el nervio olfatorio, el tálamo, el hipotálamo y la hipófisis explica los efectos reguladores de los aromas sobre el sistema neurohormonal.

Para crear un ambiente propio con esencias es preferible usar un solo aceite esencial en lugar de mezclar varios. 
– Ambiente balsámico para casos de sinusitis, faringitis y diversas afecciones respiratorias: eucalipto, pino, tomillo o romero.
– Ambiente relajante y sedante para casos de nerviosismo e insomnio: lavanda o naranjo. Muy recomendable para niños inquietos a los que le cuesta conciliar el sueño.
– Ambiente tonificante: romero, menta, limón o ajedrea.
– Ambiente antiséptico para prevenir los contagios en caso de gripe o resfriados: tomillo, salvia, eucalipto o canela.
– Ambiente para ahuyentar los insectos: melisa o hierba luisa.
– Ambiente antitabaco: hierba luisa, geranio o lavanda.

¡FUERA BICHOS!

Protégete de los insectos con la ayuda de las plantas.
 
 
MOSQUITOS Y MOSCAS.
– Poner una maceta de albahaca en la ventana y agitarla de vez en cuando.
– Eucalipto fresco o seco.
– Quemar hojas de laurel.
 
HORMIGAS.
– Colocar medio limón enmohecido en el lugar frecuentado por las hormigas.
 
CHINCHES.
– Meter hojas de judías entre la lana de los colchones o bajo los colchones sintéticos.
 
PULGAS.
– Colocar en el relleno de las almohadas:
tallos de ajenjo
hojas de matricaria.
menta.
sumidades florales de tanaceto.
 
– Quemar en las habitaciones hojas de menta piperita.
 
POLILLAS Y MOSQUITOS.
– Utilizar:
ajenjo
aspérula olorosa
cortezas de limón
lavanda
ajedrea
 
– Decocción de coloquíntida, semilla y pulpa deca, 00 gramospor litro, hervir 10 minutos. Lavar los suelos, zócalos y rebordes de las ventanas.
 
– Polvo de pelitre, que no es tóxico para perros ni gatos, pero mata a los animales de sangre fría. Pulverizar la parte baja de los muros y rodapiés.