ACEITE DE KRILL EN ARTRITIS Y DOLOR ARTICULAR CRÓNICO

El aceite de krill procede de un pequeño crustáceo parecido al camarón que se alimenta de fitoplancton y habita en los mares de la Antártida

Es conocido por su alto contenido en ácidos grasos omega 3 y por su gran cantidad de antioxidantes por lo que mejora el sistema circulatorio e inmunológico, reduce el colesterol y disminuye la inflamación.

aceitedekrill-capsula

Los omega 3 son componentes esenciales de las membranas celulares, necesarios para la formación de hormonas y para evitar la inflamación.

Los ácidos grasos omega 3 y 6 desempeñan papeles vitales en el proceso inflamatorio.  Los omega 6 aceleran las respuestas inflamatorias necesarias y os omega 3 son frenos que devuelven al cuerpo a su estado normal.

El cuerpo necesita cantidades iguales de omega 3 y omega 6. La dieta de los países desarrollados aporta demasiados omega 6 al encontrarse en cereales, aceites vegetales, aves de corral y huevos.

El aceite puro de krill ayuda a reconducir al cuerpo al equilibrio entre ácidos grasos por su alto contenido en omega 3.

Los fosfolípidos que contiene el aceite de Krill se asemejan a los que se encuentran en el cerebro humano.

Los antioxidantes ayudan a contrarrestar los efectos perjudiciales de los radicales libres que cuando circulan descontrolados pueden causar daños celulares importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *