ALIMENTOS ANTITIROIDEOS

Los alimentos bociógenos funcionan como antitiroideos naturales.
Ayudan a inhibir la capacidad del cuerpo de usar yodo o detener el proceso a través del cual el yodo se convierte en las hormonas tiroideas. 
Se encuentran especialmente en las verduras crucíferas y lo ideal es comerlos crudos. 



– Brócoli.
– Mijo.
– Bok choy.
– Coles de bruselas.
– Repollo.
– Coliflor.
– Berzas.
– Col rizada/kale.
– Mostaza.
– Berros.
– Fresas.
– Espinacas. 
– Nabo.
– Rábano.
– Piñones.
– Duraznos.

MENTA DE LOBO PARA EL HIPERTIROIDISMO

La menta de lobo disminuye los niveles de la hormona tiroidea e impide que los anticuerpos se unan a las células en la glándula hiperactiva.
Está especialmente indicada si se padecen síntomas como palpitaciones, temblores o dificultades para respirar.



Preparamos una infusión con 1 cucharadita de la hierba seca por taza de agua. Dejamos reposar 10 minutos, colamos y bebemos.
Podemos tomar una al día.