UVAS, UNA FRUTA CON GRAN PODER ANTIOXIDANTE

Conocemos los numerosos beneficios de las uvas para la salud.
Aplicadas de forma externa son ideales para la belleza de la piel. Proporcionan una buena hidratación.
La pulpa ayuda a eliminar arrugas y sequedad. El jugo ayuda a tratar eczemas y granos.



PROPIEDADES E INDICACIONES.
Antioxidantes. Contienen polifenoles que ayudan a prevenir problemas cardíacos.
– Fortalecen el sistema inmunitario.
– Refuerzan las defensas del organismo. 
– Mejora el estado de las arterias.
Laxantes. Equilibran la flora intestinal y regulan el tránsito. Consumir las uvas sin pelar y con pepitas.
Diuréticas.
Desintoxicantes del hígado. Aumentan la producción de bilis. 
– Evitan problemas como artritis y gota. Alcaliniza la sangre ayudando a eliminar el ácido úrico.
Revitalizante. Mejora estados de fatiga o anemia.
– Previenen la osteoporosis

No son aptas para diabéticos por su contenido en azúcares. 

LA YUCA O MANDIOCA

La yuca es un tubérculo rico en almidones similar a la patata. Es rica en hidratos de carbono y baja en grasas.
Nunca debe consumirse cruda, es necesario cocinarla para destruir unas toxinas suaves con el calor.
Es rica en almidón sin gluten y se utiliza en preparados alimenticios especiales para personas celíacas.
Es uno de los alimentos que más se consume en Sudamérica en la mayoría de las comidas por sus múltiples beneficios y su sabor.




PROPIEDADES E INDICACIONES.
– Depurativa debido a su contenido en resveratrol.
– Ayuda a disminuir los niveles de triglicéridos por su contenido en fibra.
– Mejora el funcionamiento del sistema linfático. 
– Desintoxicante. Indicada en caso de gota o exceso de ácido úrico. 
– Antiinflamatoria. En su uso interno como su apicación tópica especialmente en dolor articular, artritis, artrosis y reuma.
– Ayuda a controlar diarrea y colitis.
– Combate la osteoporosis por su contenido en vitamina K que actúa en la formación de la masa ósea.
– Regula la frecuencia cardíaca y la presión arterial debido a su contenido en potasio.

ALGA HIZIKI, DEPURATIVA Y REMINERALIZANTE

El alga hizki contiene altas concentraciones de proteínas, fósforo, calcio, vitamina B, oligoeementos y betacarotenos.
Es más rica en calcio que los lácteos.



PROPIEDADES E INDICACIONES.
Depurativa.
– Combate el envejecimiento.
– Combate la osteoporosis.
Remineralizante. Indicado en etapas de crecimiento, osteoporosis, convalecencia  
– Previene la anemia por su aporte de hierro fácilmente asimilable.
– Ayuda a la pérdida de peso.
– Fortalece huesos, uñas y cabello.
Equilibra los niveles de glucosa en sangre.
– Favorece la eliminación de toxinas.
Hipotiroidismo debido a su aporte en yodo.

PREPARACIÓN.
Para cocinas con el alga hiziki se debe tener cuidado ya que si nos excedemos en el tiempo de cocción o agregamos algún ingrediente podemos afectar su sabor o alterar sus propiedades nutricionales.
Podemos añadirla a sopas, salteados de verduras, salsas, rellenos de verduras, croquetas, canelones, etc.
Aumenta hasta cinco veces su tamaño a remojo.
Al comprar el alga es recomendable darle un proceso de coccion básico y almacenarla en un recipiente de vidrio en la nevera un máximo de 5 días. Con ello conserva su textura, sabor, consistencia y propiedades.

DOLOMITA RICA EN MAGNESIO Y CALCIO

La dolomita es un tipo de piedra caliza, rica en magnesio y carbonato de calcio junto a pequeñas cantidades de otros minerales.
La ventaja de la dolomita es que al tratarse de una mezcla de calcio y magnesio en forma de carbonatos, la absorción de un mineral favorece la del otro.



Se recomienda para la osteoporosis en combinación con alimentos ricos en vitamina D y para el tratamiento de problemas derivados de la menopausia.

Lo ideal es tener un equlibrio en los niveles de calcio. Muy poco o demasiado en sangre no son adecuados ya que pueden favorecer la formación de piedras en el riñón. 

EL CALCIO EN LA DIETA

El calcio es el mineral más abundante del cuerpo. Su función principal es la construcción y mantenimiento de los huesos y dientes en colaboración con el fósforo. Interviene en el proceso de coagulación sanguínea y en el control del paso de fluidos a través de las células. 

Un organismo sano es capaz de adaptarse a las variaciones de calcio en la dieta sin sufrir alteraciones en los huesos. Esto lo hace aumentando la absorción abdominal y disminuyendo la excreción renal.

El magnesio favorece la absorción de vitamina D que ayuda al que el calcio atraviese la pared intestinal.

FUENTES DE CALCIO NO LÁCTEAS.
– Verduras de hoja verde.
– Legumbres.
– Algas. Destacan hiziki y wakame.
– Frutos secos oleaginosos.
– Semillas se sésamo, calabaza y girasol.
– Té kukicha y bancha.
– Frutas secas, ciruelas pasas, orejones, higos.
– Tofu.
– Cereales integrales.


JUGO ANTIOSTEOPOROSIS

El brócoli es una buena fuente de vitamina K y calcio que nos ayudan a tener unos huesos fuertes y a reducir el riesgo de osteoporosis.

Tenemos que beber un vaso al día en ayunas.




INGREDIENTES.
– 1 taza de brócoli.
– 3 hojas de lechuga.
– 4 zanahorias.
– 1/2 manzana.

PREPARACIÓN.
Se extrae el jugo de los vegetales y se mezcla con el de la mazana.

BEBIDA DE CÚRCUMA Y LECHE DE ALMENDRAS PARA PREVENIR Y COMBATIR LA OSTEOPOROSIS

La alimentación y en concreto determinados vegetales son básicos para combatir y prevenir la osteoporosis. 
Aquello alimentos ricos en calcio, magnesio y potasio ayuda a que ese problema óseo no se vuelva tan complicado.
Preparamos una bebida a base de cúrcuma y leche de almendras. 



La cúrcuma es ideal contra los problemas articulares y osteoporosis, la leche de almendras nos aporta el calcio.
Para ello mezclamos 1/4 de cucharada por vaso de leche de almendras.

BEBIDA DE LECHE DE ALMENDRAS Y CÚRCUMA PARA LA OSTEOPOROSIS

La alimentación es una de las claves para prevenir y combatir la osteoporosis. 
Es imprescindible seguir una dieta rica en calcio, magnesio y potasio.

En el siguiente batido combinamos las propiedades de la cúrcuma y la leche de almendras.
La cúrcuma está indicada en los problemas articulares y en la osteoporosis y aportamos más calcio de la leche de almendras.

Mezclamos un cuarto de cuchara de cúrcuma por vaso de leche de almendras.