PROBIÓTICOS VAGINALES Y SUS BENEFICIOS EN LA MUJER

La flora natural vaginal se compone de gran cantidad de bacterias y hongos entre las que se encuentran las bacterias lácticas, responsables de mantener un pH entre 4 y 5 gracias a la producción de ácido láctico. En este rango de pH no pueden sobrevivir la mayoría de los microorganismos patógenos para el ser humano, por lo que supone una gran protección frente a ellos.

Los probióticos son microorganismos vivos que administrados en la dosis correcta a través de medio adecuado mejoran la salud.

Al igual que en el intestino, estas bacterias y hongos benignos también pueden tener efectos beneficiosos en la vagina de la mujer.

En ciertas ocasiones la flora vaginal se altera disminuyendo el número de microorganismos beneficiosos y los patógenos se multiplican causando vaginitis. Alrededor del 75% de mujeres las padece al menos una vez en su vida y el 50% pueden volver a recaer.

Los probióticos vaginales usados frente a infecciones cada vez son más usados ya que refuerzan la flora natural evitando recaídas y reinfecciones futuras.

Los supositorios probióticos Gyntima, crean un medio ideal para los lactobacilos de la flora vaginal. Estos cultivos lácteos naturales ayudan a proteger de las agresiones externas, asegurando el equilibrio biológico de la vagina. Su composición está enriquecida  con extracto de Salvia que posee propiedades antisépticas, calmantes e hidratantes.

GYNTIMA SUPOSITORIOS VAGINALES PROBIÓTICOS

6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *