ALIMENTACIÓN PARA ACELERAR LA CONSOLIDACIÓN DE UNA FRACTURA

Una alimentación equilibrada es esencial para la salud de nuestros huesos. 
Los siguientes nutrientes son esenciales para facilitar la regeneración ósea tras una fractura.



CALCIO.
– Bebidas vegetales, frutos secos crudos sin sal, higos, coco. ajo, cebolla, grosella negra, manzana, pera, aguacate.

MAGNESIO.
– Avena, trigo integral, calabaza, patata, guisantes, melocotón, espárragos. lentejas, ciruelas, frutos secos.

POTASIO.
– Judías, guisantes, garbanzos, ciruelas secas, plátanos, albaricoque, aguacate.

SILICIO.
– Cola de caballo, alfalfa, aguacate, arroz integral, avena, pepino, puerro, remolacha.

VITAMINA D.
Interviene en la absorción del calcio y magnesio. 
Se produce de forma natural con la exposición solar. 
Incluir en la dieta huevos y pescados.

OMEGA 3.
– Pescado azul, huevos, frutos secos crudos, semillas de lino.

Conviene evitar los siguientes alimentos mientras dure la recuperación de la fractura:
– Azúcar blanco, café, alimentos refinados, bebidas gaseosas, fritos, salvado, espinacas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *