ALIMENTACIÓN PARA PIEL SECA

Tomar alimentos que nutran la sangre: sésamo, espirulina, polen.

Buena hidratación. Caldos de algas marinas, frutas y hortalizas.

Aporte suficiente de omega 3 y 6 y vitamina E que ayudan a formar la capa protectora de la piel que impide la pérdida de líquidos: aceite de lino en crudo, pescado azul, semillas y frutos secos. 

Aporte de vitamina A. Consumir una zanahoria diaria.

Evitar alimentos de naturaleza muy caliente e infusiones diuréticas.


Publicado en: Sin categoría | Etiquetado:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *